7 de Octubre de 1928

Serian hoy 91 años. Esa, la edad que hoy celebraríamos si estuvieras en cuerpo con nosotros.

Tu recuerdo me acompaña, con el legado de una persona honesta e íntegra al extremo. Recta, sin curvas ni segundas intenciones. Franca y directa. Una persona noble y sensible, que se movía por las cosas pequeñas y dejaba en segundo plano lo que tal vez otros entendían como grandes cosas.

Dejaste una suerte de dos extremos, la de muchos que resonaron con tus virtudes y compartieron tus formas, y la de algunos, pocos ciertamente,  que encontraron difícil relacionarse con quien decía lo que pensaba. No fue fácil para mi alejarme de las valoraciones condicionadas de terceros. Una temprana dicotomía que me ayudó a crecer y hoy atesoro como uno de los más valiosos logros: vivir libre de temores.

No estoy seguro que es más difícil, si hablar de los padres cuando no los tienes o hablar con los padres cuando los tienes.

Pongo en perspectiva nuestra relación, con tu amor y aceptación a mis formas y estilos,  y caigo en cuenta que como hijo podía y tenía que haberte dado más. Más tiempo y comprensión, porque nunca fuiste un ejemplar de rebaño alguno. Fuiste fiel a tus sueños y visión de mundo y eso aún hoy, no es muy común.

Tu amor por el fútbol en general y del futbol de jóvenes en particular marcó lo que fue tu vida. Me encuentro ahora a esos adultos que de niños estuvieron en los equipos que entrenaste y recibo el enorme regalo del amor de todos ellos hacia ti. Hoy veo que no sólo aprendieron de futbol contigo, aprendieron principalmente de la vida a través de ti.

Luchaste para lograr tus metas, que siempre tuvieron como norte a otros. Nunca el egoísmo marcó tus acciones, por el contrario, amaste sin medida ni límite y sin condiciones a quien fuera tu compañera de vida.

Hoy estoy en la playa que tanto amaste y que tanto te vio jugar: San Lorenzo en Gijón, donde un día de abril de 2007 por última vez bajaste por la «escalerona» a tocar sus aguas.

Celebro lo que fue tu vida, es un honor que hayas sido mi padre y valoro cada vez más lo que aún representas. Me hubiera gustado y merecías que algunos a quienes amé te hubieran querido más y que otros a quienes amo hubieran podido conocerte y compartir contigo.

Escribo como hijo, en amor hacia ti, para honrar lo que hoy serían tus 91 años.

!Feliz cumpleaños querido Padre !

 

Author:
Consultor internacional y escritor (venezolano, español). Agente de transformación de las organizaciones y sus lideres. Especialista en los procesos de integración cultura y estrategia, profesionalización de empresas familiares y “Turn-Arond” de negocios en crisis. Facilitador y Certificador de Barrett Values Centre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *