Fusiones, adquisiciones, joint-ventures: la cultura es la clave.

El nivel de actividad económica en fusiones y adquisiciones prácticamente se ha mantenido  a pesar de la creciente incertidumbre en el panorama de los negocios. Bain and Company, presenta un interesante reporte al respecto. Durante el año 2019, totalizaron un valor de $ 3,4 billones.

Con una reducción del 2% respecto al 2018, la cifra parece demostrar la fuerza de la tendencia a pesar del aumento de las regulaciones que el capitalismo desbocado despierta en los entes de la materia y de la creciente incertidumbre económica que se sigue experimentando.

Bajo el mantra del modelo de negocios (insostenible por demás) de crecer, competir y acumular parece cada vez más natural entender que el mundo de los negocios, como todo sistema natural al alcanzar una cota que limita su velocidad de expansión natural, busca desplazar oponentes del entorno. En el mundo de los negocios opta por capitalizar sinergias de mercados y tecnologías, disminuir competidores en los mercados, generar economías de escala, potenciar marcas y disminuir costos. Posiblemente el mecanismo más expedito para esta via, aunque no el mas sencillo, es el de las fusiones y adquisiciones.

En estos procesos, capitalizar el valor de las sinergias para los accionistas ha probado ser un reto importante. Y lo es, no tanto por los elementos que la administración científica no pueda solucionar, que lo hace y muy bien, sino principalmente por los aspectos propios a la personalidad (cultura) de las entidades objetos de estos complejos procesos.

Optimizar y simplificar procesos, ajustar estructuras y adecuar tecnologías son elementos que realizamos desde el saber y la experiencia. Alinear liderazgos y sistemas de valores, definir propósito compartido y abrazar una razón de ser única y profunda es un reto al cual difícilmente le podemos dar respuesta desde los procesos gerenciales tradicionales de la administración como hoy la entendemos en le mundo de los negocios, en el sector de consultoría y en la misma academia.

Innumerables procesos de transformación cultural y de integración no alcanzan los objetivos deseados, o lo hacen a un costo personal y social traumático por lo que significa no trabajar los niveles de consciencia de personas físicas y jurídicas. Casos como Alcaltel-Lucent,  BMW-Rober, Daimler Benz-Chrysler, entre otros alertan al respecto.

«Trabajar» la cultura organizacional amerita la integración de dos mundos, el de la mente y el de la consciencia. El saber que lleva al hacer y el ser que lleva al transcender.  No podemos desarrollar relaciones desde el conocimiento que necesitamos para mejorar procesos. Integrar estrategia y cultura es el principal reto actual, en mi criterio claro, en el mundo de los negocios. El desarrollo del mundo digital amerita redefinir estrategias, el despertar del ser individual amerita dar la bienvenida a la consciencia como elemento clave de la gestión de los negocios para comprender en esencia lo que es la cultura organizacional.

La reputación empresarial no se basa solo en tangibles o intangibles, es en la creación de valor social, como proceso de negocio, que complementamos las iniciativas tradicionales de valor añadido a través de productos y servicios. Y pocas cosas son tan tangibles como la opinión y valoración de la sociedad (que ya no solamente los clientes) con respecto al comportamiento del ciudadano corporativo (no solo de productos y/o servicios).

En un mundo abiertamente en transformación, al punto de sentirnos protagonistas de un cambio de época, los negocios tienen un llamado sin precedentes a dar forma a una visión expandida de fines y medios.

Author:
Consultor internacional y escritor (venezolano, español). Agente de transformación de las organizaciones y sus lideres. Especialista en los procesos de integración cultura y estrategia, profesionalización de empresas familiares y “Turn-Arond” de negocios en crisis. Facilitador y Certificador de Barrett Values Centre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *